LAGO BLANCO, balcón sur del Mont Blanc.

25 junio 2010

Muchas espectativas teníamos para estos días en los Alpes. Las previsiones por desgracia esta vez se cumplieron con una rotunda exactitud. Así pues, nos vemos obligados a cambiar sobre la marcha los planes iniciales.
El Mont Blanc du Tacul, en nuestra agenda desde hace unos años, se encuentra impracticable, un serac ha caido, hay riesgo de aludes, y no hay huella.
Una de las pocas opciones que nos queda es acercarnos al Lago Blanco desde el Coll des Montets, muy cerca de Argentiere visitando el parque natural de Les Aiguilles Rouges.



Al llegar a Chamonix no podemos evitar mirar como el impresionante glaciar des Bossons se descuelga desafiando a la gravedad:



Tomamos la carretera que va hacia Argentiere, y pasado el precioso pueblo, a unos 5 km se encuentra el Coll des Montets dónde dejamos el coche.



Desde aquí, seguimos un marcado sendero que sale a la izquierda de la carretera.



Que entre pinares va tomando inclinación.



ganamos altura rápidamente.



Aprovechamos que en este mirador había un amable ciudadano Suizo para pedirle que nos retrate. de derecha a izquierda: Quater, Brujo, Sergio y yo.



Aquí le dejamos, esperando al resto de su grupo.



El sendero pierde inclinación y el tiempo parece que nos respeta por el momento.



Pero las nubes siguen cubriendo las grandes montañas.



Aunque las tengamos que imaginar, el panorama es impresionante.



Estos animales campan a sus anchas por todo el parque natural de Les Aiguilles Rouges . Aquí creo que las llamaríamos cabras, pero los franceses que son muy suyos las conocen como Bouquetins.



Y aquí el señor macho, cabrón que le diríamos nosotros.



El frío aprieta, pero poco nos importa con estas vistas. Detrás de los Mapaches, el Glaciar du Tour, a la izquierda y el de Argentiere, a la derecha.



El sendero se dirige ahora hacia La Flegere, un remonte que no funciona, la soledad será casi absoluta.



Les aiguilles Rouges aparecen ante nosotros. Salvando las distancias nos recuerdan un poco al Midi d`Osseau.



Quizá sea por el tipo de roca y el colorido.



Aiguille Verte, que gran montaña!



Al lado los Drus, cuanta historia en esos nombres.



El balcón sur del Mont Blanc:



LLegamos a la zona dónde hay nieve, los lagos de Cheserys.



El hielo todavía domina la superficie.



El curioso color rojizo de este lago justo debajo del Reguge du Lac Blanc nos intriga.



Superamos unas escaleras.



Y la pala final.



Para llegar al Refugio.



Donde paramos a tomar un café y a deleitarnos con tan formidable espectáculo.











Este es el track:



Y el perfil:



Poco botín para tan ambiciosas espectativas...regresamos a Chamonix y con la previsión que tenemos optamos por dirigirnos a Italia, pero esa es otra historia.
Un abrazo compañeros.

VIGNEMALE , 3298 m, por el glaciar d'Ossue.

14 junio 2010

Recuperamos una vieja ascensión a este imprescindible del Pirineo. Con mochilón y tienda, como nos gustaba hacerlo antes. Teníamos más fuerzas y no nos dejábamos seducir por los cantos de sirena de los confortables refugios.
La ruta parte de Gavarnie, remontamos una pista de unos 8 Km hasta el embalse d'Ossue dónde dejamos el coche y pasamos la noche en un refugio libre. A la mañana siguiente hicimos la aproximación hasta el Refugio de Baysselance,unas 2 horas y media después, plantamos la tienda y ascendimos el Petit Vignemale, 3032 m, en una hora. El tercer día, recogemos la tienda y ascendemos el Vinemale para regresar a Gavarnie cansados después de 7 horas con mochilón.



Sólo conservamos un puñado de fotos analógicas escaneadas con las que hemos elaborado este pequeño vídeo:



Con un poco de suerte, cuando veáis esto estaremos cerca de los Alpes, ya veremos lo que podemos hacer...la previsión para la semana es nefasta!!!
Saludos.

PEÑA PINTADA 1860 m, cuerda de las Cabrillas.

06 junio 2010

Una ruta cásica desde el Valle de la Barranca consiste en recorrer la cuerda de las Cabrillas y bajar por la Garganta del infierno. Con esa idea nos ponemos en marcha, pero un pequeño percance nos hizo abandonar antes de tiempo. Sólo llegamos hasta Peña Pintada.



Desde el Parquing de la Barranca, dónde dejamos los vehículos, La Maliciosa el Peñotillo y la cuerda de las Buitreras, que aún tenemos pendiente, nos ofrecen su cara más amable.



Nos ponemos en marcha por una pista muy cómoda que nos llevará hasta el Mirador de las Canchas.



La zona recreativa "de pino a pino" resta bastante encanto a este precioso valle. no acabamos de entender ese afán de domesticar la montaña y convertirla en un parque de atracciones.



Afortunadamente perdemos de vista este dudoso espectáculo y seguimos por la pista.



Hasta llegar al desvío hacia la fuente de la Campanilla que no tomamos.



Sin ninguna pérdida llegamos hasta el Mirador de las Canchas.






Desde aquí, hay dos posibilidades: seguir por el camino del tubo o hacer la cuerda, nos decantamos por la segunda opción. En algunos momentos perdemos el sendero:



Pero la evidencia de la cuerda nos hace recuperar la orientación enseguida.



Parecía que íbamos a disfrutar perdiéndonos entre el laberinto de rocas...



Con algún viejo pino silvestre agonizante...



Que Quater, emulando a nuestra gran amiga SARA, no duda en abrazarlo para transmitirle toda su energía ante la estupefacta mirada de Godo y el Brujo:



Seguimos recorriendo la cuerda...



Unas veces trepando y otras descendiendo.










Hasta llegar al punto más alto de Peña Pintada.



En el descenso hasta peña Horcón, una piedra mal colocada hace que me retuerza de dolor, una inesperada torcedura me hace claudicar, nos hemos quedado a medias...
La eterna duda se plantea una vez más: ¿Botas o zapatillas?...nunca sabré como acertar!!!

Recogido el guante que en su día me lanzó el amigo NUDELS, aquí está el track del recorrido, espero que su puntilla no sea demasiado mordaz y se apiade de un principiante, prometo mejorar!!!



Hasta pronto amigos.
Related Posts with Thumbnails

Ascensiones y rutas, mapa

GRACIAS POR VUESTRO INTERES

QUIERES SEGUIRNOS POR EMAIL?