VALLE DE GOKYO, GOKYO RI, 5357 M.

23 noviembre 2011

VIENE DE AQUI...

Después de dos noches en Namche Bazar y la ultima jornada de aclimatación, nos sentimos preparados y motivados para afrontar las siguientes etapas. Recorreremos el salvaje valle de Gokyo para culminar con la ascensión al Gokyo Ri, uno de los mejores miradores de todo el trek. Pero no vamos a adelantar acontecimientos.

DIA 1: DE NAMCHE BAZAR A DOLE.

El día amanece radiante, las previsones para los próximos días son muy buenas, el Kongde Ri y sus 6187 m nos dan de nuevo los buenos días.



Nos despedimos de nuestra nueva amiga en Namche.




Hemos pasado buena noche y los ánimos están por las nubes, el comienzo de la etapa se hace muy agradable.



Tomamos altura y vemos a lo lejos el valle del Khumbu y el puente de Hilary.



De repente se abre el telón, las nubes esta vez no son impedimento para empezar a ver los picos más altos del mundo.


Ahí están: Everest asomando tímidamente y la majestuosa cara sur del Lhotse, no tengo palabras para describir semejante espectáculo.



Si abusamos de zoom, podemos distinguir esa inconfundible silueta que tantas veces hemos soñado con ver.



No vamos a olvidar el Amadablam, a la derecha de los ochomiles.



Como bien apunta Sergio, esa es, y a partir de ahora, se convierte en nuestro firme objetivo.



Una montaña sobresaliente, mires dónde mires, sus líneas atraen y repelen a la vez.



Esta parte del camino está muy concurrida, coincidimos con la ruta más evidente al campo base del Everest.



No podemos dejar de sacar fotos, que diferencia con el día gris que tuvimos ayer.



En este punto, abandonamos esta "autopista" que lleva a Tengboche, el templo situado a más altura del mundo y que a la vuelta tendremos la ocasión de visitar.



Mejor no resbalarse y no tener vértigo en algunos tramos.



Seguimos avanzando en dirección a Dole, dónde pasaremos la noche. Una dura subida hasta Monjo pondrá a prueba nuestros corazones.



Pronto dejaremos de ver por ahora nuestra querida Amadablam.



Pero siempre nos quedará el Thamserku para seguir alimentando nuestro espíritu.



No parece muy accesible, Ganesh, conocedor de todas estas montañas, nos confirma la sospecha. Killer mountain.



Ya vemos Mong, subir a casi 4000 metros de nuevo no es como estar cogiendo setas.



Aun sabiendo que caemos en la reiteración, creo que esta montaña se lo merece.



Paramos a tomar un te y descansar un poco, un sitio espectacular rodeado de grandes montañas. Mong.



Thamserku y Kangtega entre las nubes.



Preciosa montaña el Kangtega, parece una silla de montar a caballo repite Ganesh con una gran sonrisa cada vez que le preguntamos.



Otra montaña de las difíciles, sus 6685 metros, no ofrecen recorridos asequibles por esta cara.



Dejamos atrás Mong, pero antes nos despedimos del Amadablam, te echaremos de menos.



Ahora nos toca bajar hasta Phortse Tenga, dónde pararemos a comer. La inocencia de los niños nos sigue cautivando.



Después de una típica comida a base de verduras arroz y pasta, nos despedimos y seguimos nuestro camino.



Para hacer la digestión, de nuevo nos tocará subir por un frondoso bosque de rododendros.



La subida es constante, hoy llegaremos hasta 4200 metros y dormiremos a esa altura.



Un frondoso bosque a casi 4000 metros, esto no lo hemos visto nunca.



La magia del bosque seguirá envolviéndonos un rato todavía.



Llegamos a Dole avanzada ya la tarde, casi no tenemos tiempo de cenar antes de que la noche cubra por completo este lugar.
Thamserku y Kangtega nos dan las buenas noches.



DIA 2: DE DOLE A MACHERMO.

Nuestra primera noche a 4200 metros, hemos superado la barrera psicológica y a partir de aquí sabremos como estamos aclimatando. En la etapa de hoy recorreremos el valle de Gokyo hasta llegar a Machermo a 4470 metros. Después de comer subiremos casi i a los 5000 y regresaremos a dormir.

El Khumbi Yul Lha nos da los buenos días esta vez.



A partir de aquí nos informan que los síntomas de mal de altura pueden aparecer.



Dejamos atrás Dole.



Y el Cho Oyu nos saluda desde su situación privilegiada al final del valle de Gokyo.



La jornada de hoy es tranquila, paramos a tomar el te de la mañana en Luza.





Intentamos ubicarnos.



Y nos familiarizamos con lo que nos espera a partir de ahora.



Progresamos a media ladera sin apenas coger altura.



Cho Oyu de nuevo presidiendo el valle.



Las banderas nos marcan el camino.



Nuestra princesa; Vane que a la larga demostrará ser de los más resistentes del grupo.



Thamserku y Kangtega a nuestra espaldas.



Un sitio espectacular, hoy no hay prisa y podemos recrearnos.



Incluso meditar.



Gengis Khan?



Sergio utiliza todo su ingenio para retratarnos.



Aqui está todo el grupo.



Machermo, un sitio precioso en un enclave privilegiado.





Aquí los Yaks son de pura raza, naos cuenta nuestro guía Ganesh.



Tenemos tiempo, así que nos entregamos a las labores de aseo antes de comer.



Después de comer y siguiendo con nuestra aclimatación, subiremos hasta casi 5000 metros por una colina cercana y volveremos a dormir abajo.



La gente sigue con sus quehaceres diarios, el cultivo de la patata, base para la alimentación a estas alturas.



La tarde se pone fea, ya es sabido que el clima en el Himalaya es muy cambiante.



A pesar del viento, del frío y de unos pequeños copos con los que somos premiados, Nirma, nuestro otro guía, es fiel a su estilo.



Las banderas de oración nos escoltan en muchos tramos de la subida.



Un claro entre las nubes nos regala este atardecer sobre el Kangtega.



Y el Cho Oyu.



Cae la noche, bajaremos a dormir a Machermo, mañana nos espera una jornada que se antoja clave.



DIA 3: De MACHERMO A GOKYO.

En la etapa de hoy, seguiremos remontando el curso del rio Dudh Koshi hasta llegar a los lagos de Gokyo, pasaremos la noche a 5000 metros y ascenderemos el Gokyo Peak , 5360 m, el mejor mirador del trek.

El sol calienta nuestro ánimo al despertar.



Monchi afronta la etapa con ganas.



El camino no tiene pérdida.



Una panorámica.



Aparece en escena otra gran montaña:



El Cholatse, 6395 m.



Dejamos atrás el valle.



Cholatse y Taboche.



Muy cerca de los lagos de Gokyo.



Sergio se retrasa, no me extraña, hoy no podemos parar de hacer fotos.



Cholatse de nuevo.



Llegamos hasta el primer lago, sus cristalinas aguas turquesa incitan al baño, aunque hacerlo podría traernos algún disgusto.



Un poco más arriba está el segundo, un poco más grande, dónde nos tomamos un respiro.



Camino al tercero.



Justo delante de nosotros se distingue perfectamente la subida la Gokyo Peak.



Tercer lago, detrás de el Renjo Pas.



Gokyo, un lugar mágico.





Algunos aprovechan la tarde para sestear al sol.



Y otros nos reunimos en el Ciber.



Después de comer y la siesta, hacemos una pequeña excursión por los alrededores para ver el glaciar que tendremos que cruzar mañana.



El Glaciar de Ngozumba, debajo del Cho Oyu, es el más largo del Himalaya, 36 Km.





Mañana tendremos que cruzarlo.



Pobres, parece decir este hermoso ejemplar del Faisán del Himalaya.



Mejor no acercarse a la cornisa.



Pues a dormir, que mañana nos espera un día duro. Subiremos al Gokyo Peak y después cruzaremos el glaciar en dirección a Dragnag.

DIA 3: GOKYO PEAK, 5360 m.

Una noche dura, muy dura, algunos hemos sufrido dolores de cabeza y mareos, otros no han dormido por las apneas, los síntomas del mal de altura comienzan a manifestarse. Pero unos pocos valientes deciden subir.

Un mirador espectacular sobre el Cho Oyu.



Gokyo y sus lagos, el enorme glaciar y el Cholatse al fondo.



Y como no, el Everest.



Una panorámica:



Se ha hecho duro, para abajo que en un rato cruzaremos el glaciar.



Bueno amigos, esto es todo por ahora. En la siguiente entrega nos dirigiremos hasta el Campo base del Everest.

Un croquis de los tres días en google earth.



enlace para ver y descargar los traks:


Un abrazo y hasta pronto.

Saludos.

SIGUE AQUI...
Related Posts with Thumbnails

Ascensiones y rutas, mapa

GRACIAS POR VUESTRO INTERES

QUIERES SEGUIRNOS POR EMAIL?