VELETA, 3395 m, POR EL VALLE DE SAN JUAN

23 mayo 2013

El pico Veleta, la cuarta altura del país y la tercera de la península, reina indiscutiblemente sobre la estación de Sierra Nevada. Sus laderas en un año como este, conservan buena cantidad de nieve y ofrecen variados itinerarios para disfrutar del esquí de montaña. Con la estación cerrada, la soledad está asegurada, un aliciente más para adentrarnos en estas montañas penibéticas.
 

PRIMER DIA

No tenemos mucho tiempo, una vez más, hacemos un viaje relámpago.después de 5 horas de viaje, estamos a los pies de Sierra Nevada.
 

Nos alojaremos en el Albergue universitario, su situación, a 2500 metros de altura, le convierten en un buen campo base de operaciones. Estiramos las piernas y empezamos la actividad por la tarde, hoy el objetivo es el valle de San Juan.
 

La cantidad de nieve es impresionante y más impresionante aún, que haya una carretera a esta altura que sube hasta casi la misma cima del Veleta.
 

Riqui posa ufano ante tal cantidad de nieve.
 

Una pequeña bajada, nos ayuda a testar la calidad de la nieve. Correcto.
 

Ahora si, empezamos a remontar poer el valle de San Juan.
 

Recorremos algún tramo por las pistas, se ha quedado una tarde espectacular.
 

Un poco más arriba, El Veleta se muestra tímidamente.
 

Riqui se esfuerza en bajar la comida, el típico plato alpujarreño será la base de nuestra alimentación en estos días.
 

El Veleta más cerca.
 

Inexplicablemente tomo la delantera, debe ser que mi cuerpo está más acostumbrado a digerir tan contundentes viandas.
 

Seguimos tomando altura y comprobamos que la estación está hasta arriba de nieve.
 

Legamos a las posiciones del Veleta, sitio clave para bajar a la cara norte, una vertiente mucho más salvaje. A la izquierda, el cerro de los Machos, ya veremos mañana hasta dónde llegamos.
 

Alcazaba y Mulhacén, sin palabras.
 

Por hoy es suficiente, ya hemos hecho hambre y mañana nos espera otro día de montaña, el Valle de San Juan a nuestros pies.
 

No vamos a negar que disfrutamos.
 

Bajamos esquiando hasta el mismo coche, no se puede pedir más.
 

Hora de cenar, de nuevo plato alpujarreño regado con los mejores caldos de la tierra.

 

 Yo no bebo murmura Riqui. Anda ya! al final logramos ver el fondo de la botella.

 

SEGUNDO DIA

Después de un desayuno contundente, nos ponemos en marcha. esta vez saldremos del parking Virgen de las Nieves.
 

Para la tarde dan tormentas, pero de momento el tiempo aguanta.
 

Esta vez si, nuestro objetivo está claro.
 

Aunque parece que el Veleta no nos lo pondrá fácil.
 

Las nubes empiezan a asomar cada vez con más intensidad.
 

Creo que hoy no será el día de subir al Cerro de los Machos.
 


Toda la estación para nosotros sólos.
 

Ultima parte de la subida, ya casi estamos.
 

Las antenas que hay en la cima aparecen como fantasmas.
 

Un poco más y...
 

Cima! somos felices.
 

Nos asomamos al sur. Entrada del canuto y cerro de los machos.
 

Y nos relajamos mientras esperamos a ver como evoluciona el tiempo.
 

Deliberamos durante un rato, y viendo que el panorama no mejora, damos por buena esta cima y dejamos los deberes para otra ocasión. Para abajo!
 

En poco más de media hora estamos abajo, que poco dura lo bueno. Aún así, no podemos disimular nuestra alegría.
 

Una foto de Google earth con el recorrido y el perfil.
 

Mapa de Wikiloc.
 

EL TRACK

Y por si alguien todavía no sabe en que consiste el plato alpujarreño, aquí tenéis una muestra:
 

En unos días, cuando logre vencer la pereza, este y otros vídeos que están pendientes.
Un abrazo amigos y hasta pronto.

ANETO, 3404 m, descenso con esquís por Aigualluts.

07 mayo 2013

En este caso si se cumplió el refrán. Tercer año consecutivo que intentamos el Aneto con esquís, y esta vez si, nos lo traemos en la mochila. Que decir del magnetismo que produce el techo de los pirineos. No es la montaña más bonita, tampoco la más solitaria, su única dificultad, aparte de la distancia, es el famoso paso que sólo los justos podrán superar, una arista de 30 metros de IIº grado, fácil pero expuesta. El paso de Mahoma. Una dificultad superable fácilmente por cualquier montañero con una mínima experiencia.
 

Después de un viaje de 6 horas y media, llegamos al parking del Hospital. Tras preparar las mochilas, salimos en dirección al la Renclusa para pasar la noche. Dani y Sergio me acompañan esta vez.

 

Tomamos la pista de fondo dirección a la Besurta.
 

Esta vez subiremos por el camino de invierno, una alternativa que nos ahorrará media hora.

 

 Seguimos la huella que empieza a ganar altura a media ladera. Salvaguardia siempre vigilante, se alza majestuoso sobre el valle.
 

En una hora y cuarto llegamos a la renclusa para ver atardecer sobre Maladetas.
 

Y así de felices nos encontramos.
 

Dormiremos bajo este cielo, Sergio sabe sacar provecho a la luz.
 

El movimiento es lo que diferencia la vida de la muerte, todo lo que se mueve, se puede decir que está vivo.
 

Amanece en la Renclusa. el día parece que acompañará.



Interrogantes antes de partir, como estará la nieve? será verdad la previsión de tormentas a la tarde?...

 

 Nieve dura en las primeras rampas, el sol todavía no reina en esta zona.
 

Paderna es el primero en recibir las energía del astro rey.

 

 Dani asume claramente el liderazgo.
 

Los rayos de sol empiezan a asomar timidamente.
 





Seguimos cogiendo altura buscando el Portillón.
 

Portillón superior, las nubes que se acercan al Aneto no nos gustan nada.
 

Sergio supera el paso, la nieve está en buenas condiciones, no son necesarios crampones.
 

Buscamos un buen lugar para ponernos los esquís.
 

Y nos enfrentamos al glaciar haciendo una larga diagonal.
 

Llegamos a la altura del collado de Coronas.
 

Nos tomamos un respiro, llevamos tres horas y todavía nos queda la parte final.
 

Ahora si, la nube se apodera del Aneto.
 

Decidimos quitarnos los esquis y poner crampones.
 

Afrontamos la pala final envueltos en la nube.



Unos pocos metros nos separan del paso de Mahoma.
 

Con poca visibilidad y nieve.
 

Recomendables los crampones y aconsejable la cuerda.
 

Y...cima!!!
 

Las vistas son fabulosas! con un poco de imaginación, claro.
 

Bajamos unos metros a buscar los esquís y después de unas dudas razonables, los encontramos en medio de la niebla. Ahora si, empieza el descenso.
 

Tenemos 1500 metros de desnivel a salvar y la nieve está estupenda. Dani se lanza.
 

Sergio le sigue.
 

Yo no voy a ser menos.
 

Paramos a contemplar el espectáculo, queremos que dure.
 

El sol calienta y la nieve se pone más difícil.
 

No tardo mucho en hincar el morro.

 

 La última parte hasta Aigüalluts se nos hará más pesada.
 

Una mirada atrás con el Aneto cubierto aún.
 

La bajada en si está terminando, ahora nos queda un largo trecho de remaras foqueos y medias laderas hasta llegar a llanos del Hospital.
 

El sol aprieta en Aigüalluts, sudaremos.
 

Pero no importa, hoy nos hemos quitado una espina, el Aneto ha caído.
 

Una foto de Google earth y el perfil.
 

El mapa y el TRACK en wikiloc.

 

 Un abrazo amigos y hasta pronto.
Related Posts with Thumbnails

Ascensiones y rutas, mapa

GRACIAS POR VUESTRO INTERES

QUIERES SEGUIRNOS POR EMAIL?