CASTOR O PUNTA CASTORE 4228 M, APROXIMACIÓN AL REFUGIO.

16 agosto 2014

Después de la ascensión al Gran Paradiso, nuestra aclimatación parece óptima y es hora de acercarse de nuevo a Chamonix a ver si el Mont Blanc se encuentra en buenas condiciones para afrontar su ascensión. Una vez mas, la meteo no acompaña, el mal tiempo se ha instalado en el valle.
 

Nos vemos obligados de nuevo a improvisar, parece que el Mont Blanc se nos va a resistir de nuevo.
 

Después de un breve cónclave, decidimos dirigirnos de nuevo a Italia, concretamente al valle de Gressoney. Nos alojamos en Stafal, punto estratégico para acceder al macizo del Monte Rosa.
 

Nuestro presupuesto no da para comer fuera. La habitación del hotel nos servirá de cocina y comedor improvisado.
 

Amanece en Stafal, los remontes mecánicos no funcionan, nos espera una larga aproximación hasta el refugio Quintino Sella que afrontamos con buen ánimo viendo como ha amanecido el día.
 

Llegamos al Collado de Bettaforca a pie, dos horas que nos hubiésemos ahorrado si hubiesen funcionado los remontes mecánicos.
 

Los Lyskamm se yerguen majestuosos ante la indiferencia de las cabras.
 

Tomamos el sendero número 9 que nos conducirá hasta el refugio Quintino Sella.
 

Pirámide Vincent, que ascendimos en 2010 y Corno Nero.

 

 Castor a la izquierda y los Lyskamm a la derecha.
 

Seguimos tomando altura y pronto aparece la nieve.
 

A principios de verano, la arista de acceso al refugio tiene bastante nieve, por lo que en algunas zonas hay que extremar las precauciones.
 

Una arista muy estética y elegante.
 

Seguimos avanzando hacia la zona rocosa dónde encontraremos cuerdas fijas y puentes para asegurar los pasos mas comprometidos.
 

El tiempo se complica justo en la parte más comprometida, hay tanta cantidad de nieve que la cuerda en algunos casos no sirve de nada.
 

Zona muy aérea.

 

 En esta travesía se agradece la cuerda.
 

Zona mixta bien protegida.
 

La visión del refugio nos reconforta.
 

No puedo disimular mi alegría.
 

Sergio y Dani.
 

Justo cuando llegamos, como una señal, el cielo se despeja y nos descubre este impresionante lugar.
 

Punta Castore, nuestro objetivo para mañana y los Lyskamm a la derecha, que dejaremos para otra
ocasión.

 

Nos conjuramos para que mañana nos acompañen las fuerzas.
 

Lyskamm sobre el impresionante glaciar del Lys y algunas cumbres del macizo del Monte Rosa, Pirámide Vincent y Corno Nero entre otras.
 

Un zoom de la zona.
 

Primer plano del Glaciar del Lys.
 

Castor y toda su arista.
 

Como hemos traído nuestra propia comida, nos marginan a la parte libre del refugio para cocinar.
 

Hora de la cena, prepararemos estos deliciosos manjares que tanto trabajo nos ha costado portear.
 

Después de degustar esta pantagruélica cena, nos vamos a dormir esperando que mañana el día acompañe, pero eso lo dejaremos para la siguiente entrega. Un abrazo amigos y a seguir disfrutando de las vacaciones, el que pueda.
Related Posts with Thumbnails

Ascensiones y rutas, mapa

GRACIAS POR VUESTRO INTERES

QUIERES SEGUIRNOS POR EMAIL?